jueves, septiembre 23, 2010

BANANA JOE



“Juanito Banana” o “Banana Joe” es un gigantón que vive en una aldea en la selva (Amantido) y viaja al puerto río abajo a vender plátanos, que cambia por ropa, medicinas que reparte en el pueblo.




Juanito es el arquetipo perfecto del buen salvaje: no conoce nada de la sociedad (ni sabe leer), no conoce la propiedad privada, y en general, si no fuera porque va vestido y habla, podríamos decir que es un animal total.



Además, él es como el patriarca en su pueblo, donde todos (negritos y mulatos menos él) le quieren y le adoran, y de hecho los hijos le crecen alrededor.



Sucede entonces que aparecen en la aldea unos tipos de una gran compañía platanera, con una licencia del gobierno, hablando de cómo van a repartirse el pueblo, y montar factorías, plantaciones, y demás horrores del mundo moderno: bares, casinos etc. Para su sorpresa, aparece entonces, Juanito Banana, se presenta, y los echa no sin antes calentarlos un poco.



Entonces es cuando las fuerzas corruptas de la sociedad atacan a nuestro buen amigo: a su siguiente viaje a la ciudad, los matones de Torcillo (el gran magnate de los plátanos), consiguen que a Banana le confisquen la lancha de los plátanos, por no tener licencia para vender plátanos. Dicho de otra manera, la corrupción de la sociedad se destina a joderle la vida, para beneficiar a las fuerzas corruptoras y oligarcas que esperan vivir de la plusvalía, usando la burocracia y la ley burguesa como armas opresoras.



Cando nuestro camarada Banana Joe vuelve o a su aldea, descubre que ya Torcillo se está instalando, ha puesto su factoría y un casino-bar-etc donde aliena a los habitantes, haciendo que se gasten en sus tragaperras los salarios de miseria que él mismo paga.



Entonces, se termina la lucha de clases, el control de los medios de producción y la toma del poder por el proletariado: nuestro héroe del pueblo se limita a agarrar un mazo y comenzar una fiesta de destrucción de la tecnología moderna. Contrachapado, tragaperras y otros horrores del mundo moderno sufren la ira del purificador Banana Joe.



Torcillo, acaba acusando al bueno de Banana a la policía.



En ese momento Juanito huye con algunos de sus campesinos a la selva. Formando un grupo guerrillero que se opone a la sociedad capitalista de la Isla.

1 comentario: