viernes, septiembre 15, 2017

Sistema Estia 2 - Caza en las sombras

Introducción- Caza en las sombras

Tan pronto se abrió la puerta de la lanzadera Malakias inhaló una profunda bocanada de aire. Para Malakias era un ritual, un hábito repetido en cientos de estaciones, naves y planetas. El aire donde vivía la humanidad siempre le indicaba qué tipo de habitantes podía esperar.

La primera bocanada de aire no le decepcionó. Sudor, recicladores de aire al límite, óxido, promethium, podredumbre, corrupción …sin duda los rumores que le habían traído hasta Exo Estia tenían que ser ciertos. Exo Estia necesitaba con urgencia de la sagrada voz del Dios-Emperador. Malakias predicaría en Exo Estia, traería a la luz a las condenadas almas del conglomerado de instalaciones. Existía la posibilidad de que algunos de los ciudadanos de Exo Estia no estuvieran especialmente predispuestos a escucharle…bien…Malakias sabía perfectamente como ser convincente.

Con gesto severo y riguroso se giró hacia sus guardaespaldas: “Descargad el equipo…todo”.


No eran los más devotos sirvientes del Dios-Emperador, pero Malakias sabía que Él, en su total sabiduría, se los había proporcionado como útiles herramientas de Su Voluntad.



Trogdun acechaba entre las sombras al nuevo recién llegado…Otro predicador imperial, otro maldito zelote, fanático, corto de mente, incapaz de entender y ver el poder de la disformidad y de Sus Amos. Bien, no era el primero que acudía a Exo Estia…tampoco sería el último.

El psíquico había vivido toda su vida entre sombras, suciedad y deshechos humanos. Era un paria, apartado del resto de la humanidad por su poder. Vivía entre las bestias porque ellas sí que entendían su poder, le obedecían y protegían. Su momento llegaría, pronto, pero no ahora. Debía acechar, como siempre, incrementando su poder. Debía ser cauto con este nuevo recién llegado. Tenía una ardiente expresión que le preocupaba…

Instrucciones

A los pocos días de llegar Malakias a Exo Estia comenzaron a llegarle rumores de bestias que acechaban en las sombras y de naves errantes que llegaban sin ocupantes. Claros signos de corrupción del Caos. Reunió a sus hombres y se dirigió a las zonas más oscuras de Exo Estia…de caza.

Órdenes Hermano Malakias: los rumores de bestias en los niveles inferiores de la instalación podrían esconder algo más que bestias. Es necesario desentrañar el problema…y acabar con él si es necesario.

Órdenes Trogdun: el maldito fanático imperial se dirige hacia los niveles inferiores…es momento de huir y esconderse de nuevo. Tus siervos y criaturas cubrirán tu huida…y si consigues invocar algún aliado más será bienvenido.



No hay comentarios:

Publicar un comentario