domingo, diciembre 25, 2016

Incursores



Un muchacho había llegado al campamento  de los Rangers, con un mensaje de la Doctora Evans. El mensajero de Fort Detroit estaba en su casa, en Louisville.

Los rangers habían sido diezmados en su último encuentro, su líder decidió recurrir a sus nuevos “aliados” indios. Los dos líderes se citaron en el puente de Cliffton, y comenzaron su avance al caer la noche.



Debían encontrar a la Doctora y rescatar al mensajero. La doctora se encontraría cerca del puente que hay en el centro del pueblo y les aviso que los rebeldes habían puesto una ligera guardia que vigilaba la vía principal.

Era una misión de dos hombres, que debían entrar y salir sin hacer ruido.

Cada uno de los héroes se aproximaría por un lado del rio, tras una carrera por el bosque.


El pueblo estaba totalmente a oscuras, aunque a lo lejos se podía ver la luz de los faroles de la vigilancia. La Ranger vio como un civil se aproximaba a ella mientras permanecía escondida viendo pasar al guardia, se abalanzó contra él y lo mato antes que pudiera dar la alarma. Rápidamente se dirigió hacia unos árboles cercanos y elimino a otro rebelde, sacándole del camino y  escondiéndole entre las malezas. 


Rondador Nocturno, el bravo indio Quapaw, se encontró a otro rebelde al que embosco y corto su cabellera en recuerdo de este ataque. 
Se dio cuenta que había tres rebeldes más hablando cerca de su posición por lo que decidió meter el cadáver en una de las casas. Lo arrastro, pero viendo que no le daba tiempo a esconderlo, cargó contra el rebelde más cercano asestándolo un golpe certero en su pierna. 

La herida fue mortal, pero no impidió que el rebelde diera la alarma. 


Al otro lado del puente la cosa no pintaba demasiado bien para su aliada, se había encontrado a un “galán” que volvía de ver a su amada, que al ser descubierto grito presa del pánico. Aunque le pego un golpe que le incapacito fue demasiado tarde, uno de los hombres que vigilaba el puente y otro rebelde se acercaron para ver que estaba ocurriendo. 

 
Uno de los rebeldes disparo su pistola que no causo ningún impacto, rápidamente empezó un duro cuerpo a cuerpo. La Ranger incapacito al rebelde que le había disparado, pero un segundo rebelde le golpeó fuertemente con un palo en su espalda, haciéndola retroceder.  


Cuando se acercaba para acabar su trabajo…. cayó al suelo. 



El ruido sordo de un tomahawk clavándose en su espalda lleno el silencio de la noche. Rondador Nocturno estaba detrás y se acercó a sacar del cuerpo sin vida del rebelde su arma.

-       -La cosa no pinta bien, me persiguen tres rebeldes y he visto a dos en la entrada del pueblo. Creo que es hora de volver a casa, cada uno deberíamos ir en una dirección, los distraeremos no son demasiado astutos.

Ella asintió algo atemorizada aun, mientras veía como el indio cogía la pistola del suelo.

Cada uno cogió su camino, ella estaba corriendo siguiendo sus pasos para escapar del pueblo cuando escucho una voz femenina que le llamaba, desde el abrevadero

-       -Os esperaba deberíamos ir a mi casa, pero viendo el lio que se está produciendo creo que lo mejor será huir- dijo la doctora Evans- pensaba que no seriamos capaces de encontrarnos. Mi casa está al otro lado del puente, pero veo muy difícil pasar, cuento al menos cinco figuras que os persiguen.


-    -  Sí,  lo mejor será que huyamos, pero volveremos para ajustar las cuentas a estos bandidos indeseables.



Un leve gruñido alerto al indio, un bonito perro había posado los ojos en él. Abrió su mano lo miro profundamente y el perro corrió a su encuentro para detenerse  a lamerle la mano.

-       -Makena, ese será tu nombre, el que duerme en la oscuridad del bosque.



Puntos héroe
Tories- 9
Indio Quapaw- 11

Puntos de reputación
Tories- 10
Indios Quapaw- 9
Rebeldes- 10

Equipo capturado
Tories- Un saquito con hierbas
Indios Quapaw- Dos pistolas

Aliados 
Tories- Doctor Evans
Indios Quapaw- Makena (perro)

Bajas 
Tories- 0 rangers
Indios Quapaw- 0 bajas

Rebeldes- 7 rebeldes

Avance de la trama
1.- Las fuerzas atacantes debieron huir antes de poder encontrar el mensajero, dejando 7 muertos entre los rebeldes. Los rebeldes viendo que la Doctora Evans era leal a la corona registraron su casa encontrando al mensajero herido. 
Por clamor popular decidieron ahorcarlo y vengar las muertes de sus compañeros.
Además la casa de la Doctora pasa a ser la casa de la milicia. 

2.- Los rangers empiezan a estar faltos de provisiones.


Avance de la rebelión: 0

No hay comentarios:

Publicar un comentario