domingo, junio 29, 2014

Cartas a Penélope (I)




11 de enero de 1862.

Querida Penélope.

El frío se adueña de nosotros y queda lejano los felices días que pasamos juntos en Cincinnati.
Tras mi ascenso a sargento de la Primera compañía de Sharpshooters de Ohio, fuimos agregados a las 18 Brigada bajo el mando de Col. James A. Garfield.

Llevábamos marchando varios días hasta llegar Painstville, nuestro objetivo era  Prestonburg donde se concentraban las tropas rebeldes.

Al intentar rodear las posiciones enemigas, en una zona denominada Middle Creek,  nos encontramos con fuerzas rebeldes y empezamos un combate feroz, mis hombres se integraron con el 40Th de Ohio. Parece ser que el enemigo provenía del estado de Virginia.
Nuestra unidad se comporto adecuadamente, yo fui destacado con 4 tiradores para apoya el avance del Capitán Hector Barca, su objetivo era asegurar una colina que nos permitiera mover la artillería de la brigada.

Mis tiradores se desplegaron a ambos lados de la unidad principal, cubriendo el avance, hasta que vimos acercarse entre los arboles a la caballería rebelde. Rápidamente avanzaron a por  dos de mis hombres que cubrían el flanco derecho, pero el capitán aguanto lo suficiente y dio la orden de fuego en el momento justo matando a cuatro de sus caballos.

Los rebeldes siguieron en su empeño y tras un feroz combate mataron a nuestros hombres.
El capitán mando de nuevo cargar los mosquetes a sus hombres y disparo contra ellos vengando a nuestros hombres.



Los rebeldes aprovecharon el tiempo que la unidad gastaba en eliminar a la caballería enemiga para acercase a la granja con el fin de atrincherarse. Mis tiradores hicieron buen uso de sus rifles abatiendo a alguno de ellos, pero no fue suficiente para frenarlos.


Así los Virginianos tomaron la granja antes que nosotros, desde su interior nos dispararon varios mosquetes, y dos soldados del 40Th cayeron . En ese momento el capitán ordeno formar una línea y volvió a descargar todos los fusiles sobre la casa, el espectáculo fue aterrador, matando a los rebeldes.  

Atemorizados sus compañeros huyeron y la granja acabo siendo nuestra. Allí tomamos posiciones defensivas esperando un contraataque que no llego a producirse. Al anochecer fuimos reforzados y nos llego la noticia que los confederados se retiraron en todo el frente

Espero que podamos liberar pronto Kentucky, y poder regresar a casa. Besos.



1 comentario:

  1. Great work on the minis, and nice looking building too!

    ResponderEliminar